Empezamos el segundo mes del año; y puede que unos meses atrás te hayas planteado nuevas metas y sueños.

Por ejemplo: mejorar una relación, emprender un negocio o cambiar de trabajo.

Sin embargo, puede que la energía y el entusiasmo que sentías al comienzo, haya disminuido un poco (o mucho) y ahora se ve todo más complicado y lejano.

¿Qué paso, si era algo que realmente querías?

En este vlog, te contaré una posible causa y te daré 3 recursos para recuperar el entusiasmo e ir tras tus metas y sueños.

Mira el video o continúa leyendo.

¿Quieres recibir recursos emocionales y espirituales para aumentar tu confianza y amor propio? Haz click aquí:

Pensamientos que obstaculizan el camino

De manera consciente o subconsciente, puedes estar teniendo pensamientos negativos que obstaculizan el camino hacia tus metas y sueños.

Por ejemplo: «No tengo tiempo,  «no sé organizarme», «todo lo procrastino, «no sé que hacer», «todo el mundo me pide cosas», entre otros.

Si realmente quieres crear un año que marque un antes y un después en tu vida, es importante transformar esos pensamientos pues te están saboteando en grande.

3 recursos para dejar los pensamientos negativos que te sabotean a ir tras tus metas y sueños

1 recurso: aclarar tu mente

Coge un cuaderno y escribe allí todo lo que quieres lograr, crear o mejorar este año. 

Luego, sepáralos en columnas según las diferentes áreas de tu vida (trabajo, relaciones, bienestar, salud, etc.).

Por último, escoge la meta o el sueño más importante de cada una.

Quédate con máximo 3, porque si no te  puedes abrumar y terminar en nada.

¿Por dónde empezar? Vamos al siguiente recurso.

2 recurso: proyección al futuro

Este recurso puedes hacerlo cada vez que dudes de algo.

Imagínate que llegó diciembre y vas a revisar tu año.

Ahora, pregúntate sinceramente ¿Cuál sería la meta o el sueño que más me arrepentiría de no haber intentado?

También, te puedes preguntar ¿Qué hubiera cambiado en mi vida si hubiera dado un paso en esa dirección?

3 recurso: pon tu cuerpo y mente en movimiento

Cuando te sientas bloqueada o que no puedes más, párate y haz otra cosa completamente distinta que implique movimiento.

Por ejemplo: Limpia un cajón, ordena tu closet, pinta, haz ejercicio, cocina, etc.

Cuando termines, inmediatamente después, empieza.

Funciona de maravilla y no es procrastinar, es oxigenar la mente (sobre todo cuando se llena de pensamientos negativos).

¡Empieza ya!

Ahora sí, empieza a probar estos recursos ahora.  Mereces ser feliz y tener una vida que te satisfaga en todo sentido. Esto es quererte y amarte de verdad.

Me encantaría escucharte

¿Cómo te fue realizando estos recursos? ¿Hay algo más que te ayude a dejar de procrastinar?

Deja un comentario y házmelo saber. Por favor, siéntete libre de colocar todos los detalles que quieras, muchas de las personas que ven este blog se beneficiarán con tus respuestas.Los comentarios serán publicados. 

Antes de irte, te invito a registrarte para recibir (gratis) recursos emocionales y espirituales para aumentar tu confianza y amor propio.

Me siento feliz de tenerte en este espacio. Te agradezco por el tiempo que le dedicas a este blog y sería genial que lo compartas para que más mujeres reciban una dosis de motivación en sus vidas.

Hasta la próxima

¿Quieres recibir recursos emocionales y espirituales para aumentar tu confianza y amor propio? Haz click aquí: