El miedo es una emoción importante porque te cuida. Es un instinto de protección que tenemos todos los seres vivos para defendernos ante una amenaza externa. Es la emoción que hace que no cruces la pista cuando el semáforo está en verde porque te pueden atropellar o la que hace que termines una relación, si tu pareja te comienza a agredir emocional o físicamente.

Pero ¿Qué pasa cuando el miedo se distorsiona? ¿Qué pasa cuando empieza a catalogar como peligrosas situaciones que no lo son?

Por ejemplo, en el caso de las mujeres maltratadas: qué pasa cuando el temor a quedarse solas, se vuelve más grande que el temor a perder la vida. O en el caso de una persona que tiene miedo a quedarse sin nada y prefiere conformarse, aunque se sienta vacía.

Es ahí cuando comienzan los problemas.

Entendiendo tu miedo

Para hacerte cargo de tus miedos, es necesario entenderlos y tener presente que es una emoción que surge a nivel consciente o subconsciente cuando crees que puedes perder algo o a alguien importante (hasta ahí podría estar todo bien)…

Pero, se vuelve incapacitante, cuando este temor es muy fuerte y te sientes incapaz de superar la pérdida. Es ahí cuando el miedo se convierte en angustia, crisis de ansiedad o ataque de pánico.

Mi historia con el miedo

El miedo ha sido parte de mi vida por años. Operaba en la base de mi ser; y me llevaba a estar en estado de alerta todo el tiempo, tratando de controlarlo todo.

Debido a cómo fui criada, no aprendí a confiar en mí ni en mi capacidad de salir adelante.

Por muchos años sufrí de depresión. Fui al psiquiatra. Me mediqué. Me dijeron que tenía trastorno de ansiedad generalizado, TOC; pero, a pesar de las medicinas, nada cambiaba en esencia.

No fue hasta que me di el trabajo de indagar qué escondían mis miedos, que realmente pude comenzar a disfrutar la vida, relajarme, soltar el control y ser feliz.

Y aquí va lo que descubrí… te lo cuento por si detrás de tus miedos, están mis pensamientos:

1. No me sentía suficiente:

La mayoría de las veces en las que me sentía deprimida, era porque la creencia de no valer lo suficiente, se había apoderado de mí.

2. Le tenía miedo a ser feliz:

Creía que no era seguro emocionarme con algo o pensar en positivo porque en cualquier momento podía pasar algo malo y la caída emocional sería muy fuerte.

3. No me sentía capaz de superar el dolor:

En mi casa (como en muchas) veían la tristeza como algo malo; y cada vez que lloraba, me sacaban de la emoción (se que lo hacían por amor). Eso hizo que no desarrolle “el músculo» de la resiliencia emocional’.

4. No me sentía capaz de estar sola:

Esta creencia me llevó a sostener relaciones tóxicas, por mucho tiempo, y a buscar pareja en chicos que me trataban como la segunda rueda del coche. Y claro ¿Cómo iba a poder estar sola, si estar conmigo era convivir con un sinfín de pensamientos negativos?

Éstas son algunas de las principales creencias que estaban detrás de mis miedos. Y, en mi experiencia como Coach, veo constantemente en mis sesiones personales y programas de Coaching.

¿Sabes cuál es el antídoto de todo esto? Es uno simple, pero PODEROSO…En realidad, simple de decir, pero trabajoso de implementar. 

El antídoto del miedo

CONFIAR…APRENDER A CONFIAR EN TI Y EN EL UNIVERSO QUE TE RODEA.

Cuando te sumerges en el mundo espiritual, empiezas a descubrir quién eres en realidad. Empiezas a reconocer que eres extremadamente poderosa y que tu alma vino a aprender y a disfrutar la vida.

Eso no quita que no hayan malos ratos ni que todo sea perfecto (pues no es real). Sin embargo, te aseguro que la levantada será mucho más rápida; porque serás capaz de aprender la lección y de tener el coraje de seguir adelante a pesar de tus miedos.

Sabes que tienes a tus ángeles como aliados y que eres mucho más poderosa de lo que te enseñó: mamá, papá, abuelas, tías, profesoras del colegio o compañeras de clase.

CONFIAR CAMBIÓ MI VIDA Y ME ENSEÑO QUE PODÍA SER FELIZ. TRABAJAR MI ESPIRITUALIDAD ME AYUDÓ A DESCUBRIR LA FELICIDAD Y A VIVIR CADA DÍA CON UN SENTIDO Y PROPÓSITO QUE LLENA MI ALMA.

Ahora, sé que cada una de las pruebas y desafíos que me puso el Universo, tenían una razón de ser.

Si te gustaría comenzar a transformar tus miedos y aumentar tu confianza, puedes comenzar con el ejercicio de eft tapping que grabé para este blog. Viendo el video a continuación:

Y si te gustaría realizar una inmersión profunda y dar un cambio radical a tu vida,  te recomiendo revisar mi Programa de Coaching aquí.

Me encantaría escucharte

Ahora, me encantaría escucharte; cuéntanos cuáles son las principales creencias o pensamientos que están detrás de tus miedos y de qué te estás perdiendo por aferrarte a ellos.

Antes de irte, aprovecha en registrarte en mí circulo cercano (es gratis) y recibe (de regalo) una guía con 5 simples ejercicios espirituales para aumentar tu confianza.

Nos vemos pronto.

Fiore

Regístrate aquí ahora y recibe de regalo mi guía: 5 simples prácticas para aumentar tu confianza: una guía que te mostrará cómo.